MENOPAUSIA Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE

MENOPAUSIA Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Una dieta equilibrada es aquella que incluye una variedad de alimentos en las cantidades adecuadas, esto dependerá de las características de cada persona, etapa fisiológica en la que se encuentra, sexo, complexión, estilo de vida y más variables que hace que no exista una dieta ideal que sirva para todo el mundo.

En el caso de que estemos próximas a la menopausia, en primer lugar, habrá que tener muy en cuenta el aporte de calcio en el patrón dietético para disminuir el riesgo de osteoporosis, incluyendo al menos 2-3 raciones de lácteos al día y alimentos ricos en vitamina D que es la que favorecerá la fijación del calcio a los huesos, la vitamina D está presente fundamentalmente en lácteos, huevos y pescados azules.

En el caso de mujeres veganas el aporte de calcio habrá que conseguirlo a partir de alimentos de origen vegetal como bebida de soja enriquecida o consumo de tofu, tahini, crucíferas y frutos secos ricos en calcio.

Es aconsejable la exposición al sol con precaución, para que sea el propio organismo quien produzca la vitamina D.

En segundo lugar, es muy conveniente controlar el peso corporal ya que en esta etapa disminuye el metabolismo basal. El organismo consume menos energía para mantener las funciones vitales con el consiguiente aumento de peso.

Esto se traduce en la necesidad de aportar menos calorías para evitar el aumento progresivo de peso, que generalmente se produce incluso manteniendo los mismos hábitos de alimentación que años atrás.

Es por esto que va a ser fundamental en esta etapa de la vida, además de una cuidada alimentación,  la práctica de ejercicio físico. Andar a buen ritmo 3-4  días a la semana y al menos 2 días realizar ejercicios de fuerza ayudará a mantenernos en un peso adecuado y evitará la pérdida de masa ósea.

Con la ayuda de tu nutricionista puedes conseguirlo.

Comparte